As we focus on trend predictions for 2014, we revisit some of Susie Ellis’s, President of SpaFinder Wellness 365, trend predictions for 2013 and take a close look at the ones we think will continue to surface in 2014, and perhaps beyond. In today’s article, we start with Susie’s 2013 trend prediction on “Where the Jobs Are” – a trend that proved to be spot on in terms of the industry’s human capital, and one that will take momentum in 2014. Let’s explain the industry’s current move across borders.

 

Al fijarnos en los pronósticos sobre las tendencias del año 2014, repasamos algunos pronósticos para el año 2013 de Susie Ellis y examinamos con atención las tendencias que creemos que continuarán teniendo lugar durante el 2014 y tal vez más allá. En el artículo de hoy, empezamos con un pronóstico para una tendencia del 2013 de Susie sobre “Dónde están los empleos” – una tendencia que resultó ser cierta en lo que se refiere al capital humano de la industria y que tomará impulso durante el 2014. Vamos a explicar el movimiento transfronterizo actual de esta industria.

Human capital is the most important component to the success of the spa industry. Without a doubt, the people running the business and meeting the needs of the client hold the success of the entire industry in their hands. And, while human capital is available and increasing talent is present, there’s another risk pushing the industry in a new direction, a direction that may not be ideal for all involved. In short, the economy in developed countries, including throughout Europe and the United States, is causing a fleeing of the best human capital over the border. What could this move mean and should it be stopped?

 

The demand for talent is easy to see

According to the SRI research report The Global Wellness Tourism Economy, the spa industry is valued at $180 billion US dollars. From this high dollar figure, it is clear that the need for well qualified talent in this industry is present. Talent is the key deciding factor when it comes to building success. There is also little doubt that the demand for this talent will continue to grow. In short, we need professionals who are highly skilled.

 

The challenges facing our human capital investment

There’s a growing trend present in the spa industry, and in many industries in general, that talent is ready to move. It is clear that the US and European economies are struggling to recover, even years after the so-called Great Recession ended. Keeping that in mind, many spas simply do not have the funds to pay high salaries, even when they are much deserved to top talent. This leaves the talented professional with the desire and need to look for work elsewhere. And, many of these professionals are taking their skills overseas.

Emerging markets are attracting well-respected – US, European amongst other countries – talent. Even as our demand increases, these emerging markets are far more attractive to these professionals for various reasons, including the opportunity to excel, be valued, and in some cases, to earn more. Nevertheless, there are some key challenges in this situation that need to be considered.

 

  • Will salaries really be higher for expat spa talent? Emerging markets tend to be lower-income locations. While actual salaries will be lower when compared dollar to dollar, it’s likely the cost of living will be significantly lower as well.
  • Is there a lack of experience in the market of these emerging locations? Even those highly talented professionals will find openings in key tourism destinations. Yet, there is a lack of domestic spa experience in many emerging markets. This could drive wages and overall demand for qualified professionals higher.
  • There will be challenges to both the expat talent and spas hiring them – for example, local preferences in terms of treatments and cultural differences, including new languages, that could impact how this expat talent fit in with colleagues from the local destination, and the profit margins these spas will generate as a result of hiring more expensive talent. The learning curve is likely to be significant in these situations.
  • Talent may not be paid based on experience or qualification. This is an important consideration for any spa professional considering the move. Unlike in western countries, being qualified and having years of skill may not translate into a higher salary, something individuals must keep in mind.

 

Human capital that’s highly talented is one of the most important components to the spa industry. Yet, there is an increasing demand for these professionals overseas. With many jumping the border for what seems to be better opportunities on the other side, it’s essential for both spa talent and management to carefully consider the impact. Less talent in the US and Europe may drive up salaries in order to retain talent, even in a demanding economy with falling spa prices. This unique situation may demand the revisiting of valuing, and rightfully rewarding, qualifications and skills to ensure the very best talent isn’t lost.El capital humano es el componente más importante para el éxito de la industria del spa. Sin lugar a dudas, las personas que gestionan el negocio y que satisfacen las necesidades del cliente tienen el éxito de la industria completa en sus manos. Y aunque que el capital humano está disponible y el talento aumenta, hay otro riesgo que empuja a la industria hacia una nueva dirección; una dirección que puede no ser la ideal para todos los interesados. En pocas palabras, la situación económica de los países desarrollados, incluyendo toda Europa y Estados Unidos, está provocando la huida del mejor capital humano fuera de sus fronteras. ¿Qué podría implicar este movimiento? y ¿debería ser detenido?

 

La demanda de talento es fácil ver

La industria del spa está valorada en 180 mil millones de dólares, de acuerdo con el informe de investigación del SRI, The Global Wellness Tourism Economy. Esta cifra tan elevada hace patente la necesidad de talentos bien cualificados en la industria del spa. El talento es el factor decisivo clave cuando se trata de alcanzar el éxito. Igualmente, es indudable que la demanda de este talento va a seguir creciendo. En resumen, necesitamos profesionales altamente cualificados.

 

Los retos que enfrenta nuestra inversión en capital humano

Existe una creciente tendencia, tanto en la industria del spa como en general, en muchas otras industrias, que muestra que el talento está listo para marcharse. Está claro que las economías europeas y estadounidense están teniendo dificultades para recuperarse, incluso años después de que la llamada Gran Recesión haya terminado. Teniendo esto en cuenta, muchos spas simplemente, no tienen los fondos necesarios para pagar salarios altos, incluso cuando los mejores talentos bien los merecen. Esto fomenta que el profesional con talento sienta el deseo y la necesidad de buscar trabajo en otra parte. Y muchos de estos profesionales se están llevando sus habilidades al extranjero.

Los mercados emergentes están atrayendo grandes talentos de EE.UU. y Europa. A pesar del aumento de nuestra demanda, estos mercados emergentes son mucho más atractivos para dichos profesionales por diversos motivos, entre ellos, la oportunidad de sobresalir, de ser valorados y en algunos casos, de ganar más dinero. Sin embargo, hay algunos desafíos clave en esta situación que deben tomarse en cuenta.

 

  • ¿Realmente los salarios serán más altos para los talentos de la industria del spa expatriados? Los mercados emergentes tienden a ser lugares de bajos ingresos. Pero, aunque los salarios reales serán más bajos si los comparamos dólar por dólar, es probable que el costo de vida también sea significativamente menor.
  • ¿Existe una falta de experiencia en el mercado de estas ubicaciones emergentes? Incluso los profesionales con más talento encontrarán oportunidades en los destinos turísticos más importantes. Además, hay una falta de experiencia doméstica en el ámbito del spa en muchos mercados emergentes. Esto podría hacer aumentar los salarios y la demanda en general, de profesionales cualificados.
  • Tanto el talento expatriado, como los spas que lo contraten, se enfrentarán a ciertos retos – por ejemplo, las preferencias locales en cuanto a los tratamientos y las diferencias culturales, incluyendo los nuevos idiomas, que podrían afectar la manera cómo este talento expatriado encaja con sus compañeros en el destino y los márgenes de beneficio que estos spas generarán como resultado de la contratación de un talento más caro. Es probable que la curva de aprendizaje sea significativa en estas situaciones.
  • El talento puede no ser remunerado con base a la experiencia. Esta es una consideración importante para cualquier profesional de la industria del spa que esté considerando mudarse. A diferencia de los países occidentales, los años de experiencia pueden no traducirse en un salario más alto y esto es algo que se debe tener en cuenta.

 

El capital humano de gran talento es uno de los componentes más importantes para la industria del spa. Sin embargo, existe una creciente demanda de estos profesionales en el extranjero. Con muchos de ellos cruzando las fronteras en busca de lo que parecen ser mejores oportunidades en el otro lado, es esencial que tanto los profesionales de spa con talento, como sus gestores, consideren cuidadosamente el impacto de esta situación. Una menor disponibilidad de talento en EE.UU. y en Europa puede incrementar los salarios con el fin de retener el talento, incluso en el marco de una economía exigente con los precios de los spas en descenso. Esta singular situación puede exigirnos a valorar, y remunerar justamente, las cualificaciones y la experiencia de nuestro personal para asegurarnos de que los mejores talentos no se pierden.

2 Responses

  1. Me parece muy interesante este artículo. El personal de spa no está reconocido por su nivel de conocimientos ni por su valía como profesional tras años de experiencia y formación continua. Lo que prevalece y se premia es aquel que tiene dos cursos y que trabaja por seis euros la hora. Así que estamos siempre en búsqueda de nuevas oportunidades porque invertimos tiempo y dinero en formación y no está reconocido. Al final nos tendremos que hacer un hueco en otros países, porque en España a los profesionales del sector no nos consideran como tal. Muchas gracias

    1. Gracias por tu comentario. Lamentable, la industria del spa – no sólo en España, sino en otros países en Europa y los EEUU – tendrá que buscar soluciones para evitar la fuga de talento que está teniendo lugar en los países occidentales. El consumidor de hoy es cada vez más entendido en el tema de spa y wellness, y nos exigirá tratamientos y servicios con profesionales que tienen una formación válida y una experiencia sólida. La industria del spa tendrá que hacer frente a esta realidad y saber conseguir un equilibrio entre pagar el precio justo para el talento adecuado y la rentabilidad de su negocio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *