Después de que analizáramos en nuestra última entrega la importancia de la calidad de tratamientos y atención al cliente, queremos tratar en este artículo el siguiente factor que puede contribuir al óptimo funcionamiento de un centro: la formación adecuada.

 

Para hablar de formación primero tenemos que diferenciar entre los distintos tipos de formación existentes:

 

La formación básica: como la inducción, la formación orientada hacia el puesto de trabajo, los protocolos de tratamientos, el conocimiento de productos y tratamientos y sus beneficios.

La formación de reciclaje: es una formación necesaria, teniendo en cuenta que en general se olvida el 70% de lo aprendido en la formación básica. Los cursos de reciclaje son así una buena opción para mantener y ampliar los conocimientos adquiridos en cursos anteriores.

La formación avanzada: es la siguiente escala en ampliar y profundizar los conocimientos ya adquiridos. Dependiendo del puesto de trabajo, se pueden ampliar las funciones y responsabilidades del personal, por ejemplo complementar los conocimientos de los recepcionistas con técnicas de marketing y fidelización de los clientes. Por otra parte es necesario la formación continua de los terapeutas, bien por iniciativa propia (quieren aprender una terapia en concreto) o bien por iniciativa del propietario quien quiere introducir nuevas terapias en la oferta de tratamientos. También es aconsejable estar siempre a la última en cuanto a las novedades en el sector, mediantes revistas especializadas, ferias y conferencias.

 

La importante relación entre una gestión correcta y la formación adecuada

Para asegurar la formación adecuada y correcta del personal se necesita una gestión de alta calidad. Según el concepto holístico es recomendable dar la misma importancia a cada aspecto de un negocio. Eso implica la buena gestión de la formación de personal. Eso no solamente implica la contratación del personal adecuado sino también la formación continua de los terapeutas, además de la formación continua de los recepcionistas, los miembros de ‘front-of-house’, para que conozcan en profundidad los tratamientos y servicios ofrecidos en el centro.

 

Muchas veces los recepcionistas a parte de sus tareas propias tienen la obligación de vender productos y tratamientos por falta de tiempo del personal especializado. Pero es difícil vender si no conocen el producto. Por eso es necesario que el responsable se asegure que todos los miembros del equipo hayan probado cada uno de los tratamientos ofrecidos en el centro, además de conocer los ingredientes y beneficios de los productos para poder informar a los clientes con convicción. El objetivo es que el recepcionista pueda aconsejar la mejor forma posible a los clientes con el final de que los consumidores tengan la mejor experiencia posible en el centro y que utilicen los productos adecuados.

 

Colaboración con escuelas de estética o consultores

Otra forma de asegurar la formación continua de terapeutas y esteticistas es la colaboración con escuelas de estética o consultores especializando en la formación avanzada. La escuela Jean D’Estrees por ejemplo ofrece cursos especializados para profesionales que ya están trabajando en un centro, asegurando así tener un personal bien informado. En Spa Balance por ejemplo ofrecemos cursos de formación tanto para centros como para individuos. Desarrollamos además cursos a medida según las necesidades del centro o del profesional.

 

Colaboración con firmas cosméticas

Una buena opción para asegurar la formación continua de los protocolos de tratamientos y el conocimiento de productos es trabajar codo a codo con las firmas cosméticas. Es aconsejable pactar con antemano un calendario de formación de reciclaje con los proveedores de productos, asegurando así siempre tener una información actualizada del producto lo que contribuye al éxito de su centro.

 

Tratamientos de moda. La importancia de conocer las novedades del mercado

Muchas veces los clientes se acercan a un centro buscando un tratamiento o producto en concreto porque está de moda. Vivimos en un mundo de contenidos complejos y tenemos una sobredosis de información continuamente, sea vía internet, revistas o la televisión. Por eso es importante que los centros tengan conocimientos de los “bestsellers” actuales del sector además de las fuentes de información de los clientes.

 

Como vimos a lo largo de este artículo tener un personal con la formación adecuada es imprescindible para que un centro tenga éxito. Tanto la formación básica, como los cursos de reciclaje y los cursos avanzados son la base de ofrecer un servicio de calidad al cliente. Seguir las novedades y tendencias además de tener interés en conocer y utilizar los medios de información que utilizan los clientes hace que un centro pueda responder con eficacia y rapidez a la demanda del mercado.

3 Responses

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *